Ordenaciones: El diácono André Sicard al sacerdocio

Friday, Jun. 02, 2023
Ordenaciones: El diácono André Sicard al sacerdocio + Enlarge
El diácono André Sicard
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducción: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY — El 30 de junio, el diácono André Sicard, feligrés de la parroquia de Santa Teresita del Niño Jesús, será ordenado la sacerdocio por el Obispo Oscar A. Solis en la Catedral de la Magdalena.   Dijo que esta ha sido la vocación para la que se ha estado preparando toda su vida.

“Estoy sumamente contento por mi ordenación y me llena un espíritu de gratitud por todas las bendiciones que he recibido durante mi vida y las cuales me han llevado a este momento. También estoy lleno de gratitud por mi familia y por todas las personas que han estado orando por mi durante mi formación como seminarista. Simplemente yo no estaría aquí si no fuese por los sacrificios y oraciones de tantos en la diócesis.”

El diácono Sicard nació en Bogotá, Colombia; su familia y él llegaron a Utah cuando él tenía dos años de edad. Desde pequeño el sacerdocio le llamaba la atención. “Desde que tengo memoria mi familia iba a Misa todas las semanas e íbamos a la Adoración Eucarística; rezábamos el Rosario y juntos orábamos otras devociones,” dijo el diácono Sicard. “El llegar a ser sacerdote fue siempre algo en mi mente. Se lo acredito a la profunda confianza de mis padres en la fe y en Dios, especialmente como inmigrantes comenzando una nueva vida en un nuevo país, como una semilla sembrada en mí de mi propia vocación y fe en Dios.”

El diácono Sicard asistió a escuelas públicas y se graduó de la preparatoria Jordan en el 2015. “Siempre estuve interesado en nuestra fe y quería aprender tanto como me fuese posible… Frecuen-temente los feligreses y sacerdotes de mi parroquia me animaban a pensar en el sacerdocio. Recuerdo que en la secundaria tuvimos un simulacro en donde yo tenía que elegir una profesión y recuerdo que elegí ser sacerdote Católico.”

De adolescente, el diácono Sicard ya estaba muy enfocado en el sacerdocio. Se reunió con el director de vocaciones diocesanas, quien ese entones era el difunto diácono Ricardo Arias, y comenzó a trabajar hacia esa meta. “Durante la preparatoria me enamoré e interesé por la Liturgia, particularmente por la liturgia de la música. Esto fue muy formativo para mí. Todo esto me ayudó a solidificar mí pensamiento hacia el sacerdocio.”

Durante el último año de preparatoria, el diácono Sicard sabía que de seguro deseaba ser sacerdote, pero estaba nervioso de tener que dejar su hogar para irse al seminario. Inclusive consideró inscribirse en la Universidad de Utah por un año antes de ingresar al seminario. Un día conforme ponderaba que hacer se encontró con la Reflexión diaria del Evangelio de la Hna. Colleen Gibson la cual decía que, “mientras que deseamos qué está en el futuro, no lo podemos saber. Lo que podemos hacer es ir ciegamente hacia donde el Espíritu nos guíe, a un lugar de profunda relación con Dios, con nosotros mismos, con el mundo… un lugar al que llamamos Reino.”

Al leer esto, “sentí como Dios me hablaba a través de esas palabras y me daba la respuesta que estaba buscando,” dijo el diácono Sicard. “Sabía que necesitaba confiar en Dios y dar ese salto de fe hacia donde el Espíritu me guiaba. Al siguiente día comencé mi solicitud para ingresar al seminario Mt. Angel.”

Por cuatro años Sicard asistió al seminario en San Benedict, Oregón graduándose en el 2019 con un titulo en Filosofía, Literatura y Estudios Teligiosos. Durante los últimos cuatro años ha asistido al Colegio Teológico de la Universidad Católica de América en Washington D.C. donde recientemente se graduó con un título en Teología Sacra.

“Mi experiencia en el seminario ha sido una muy bendecida e increíble aventura con el Espíritu Santo en la que yo cada vez me enamoró más de Jesucristo,” dijo el diácono. “Lo que más me gusta acerca del seminario es que camino junto a varias personas que se encuentran discerniendo el llamado de Dios, y caminamos juntos conforme aprendemos como realizar ministerio para y en el Cuerpo de Cristo.”

Conforme espera servir en la diócesis, Sicard quiere que los fieles de Utah sepan que él se ve como un discípulo y como un miembro más del Cuerpo de Cristo, “quien hará lo mejor posible para acompañar, animar, y servirlos conforme trabajamos para construir el reino de Dios con la ayuda del Espíritu.”

“Creo que lo más hermoso del ser sacerdote es estar presente y caminar junto a las personas en  los momentos más importantes de sus vidas. El estar presente para las personas en sus momentos más felices o más tristes y llevarles el amor de Jesucristo es un dar de vida.”

Sicard anima a que los jóvenes que estén considerando la vocación al sacerdocio o a la vida religiosa compartan sus pensamientos con sus amigos, familia, con su párroco, diácono o director vocacional. “Lo más importante es que hablen con Dios,” dijo el diácono. “Nunca sabrán a lo que Dios los llama si se lo quedan para sí mismos. Confíen en la providencia que sin importar a donde los lleve nunca se arrepentirán.”

Su primera Misa como sacerdote  el 1ero de julio en la parroquia de Santa Teresita del Niño Jesús en  Midvale a las 5:30 p.m.

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2023 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.