La Diócesis de Salt City apoya la celebración del 'Día Mundial de los Refugiados'

Friday, Jun. 16, 2017
La Diócesis de Salt City apoya la celebración  del 'Día Mundial de los Refugiados' + Enlarge
El Reverendisimo Oscar A. Solis
By El Rev. Oscar A. Solis
Obispo de Salt Lake City

Por el Reverendísimo Oscar A. Solis
Obispo de Salt Lake City
La primer vez que las Naciones Unidas declararon el Día Mundial del Refugiado fue el 22 de junio del 2000 para celebrar así la habilidad de millones de personas en el mundo quienes hacen una nueva vida lejos de los conforts y familiaridades de su hogar.
Nosotros deseamos celebrar el 17 avo. Día Mundial del Refugiado este 20 de junio junto a nuestros hermanos y hermanas refugiados en Utah, peo también lamentamos la realidad que millones de personas viven al verse forzados a estar en campos u otros programas de reasentamiento debido a la violencia, desastres ambientales, persecuciones religiosas e inestabilidad política.
Con cerca de 60,000 refugiados viviendo en Utah, muchas de nuestras parroquias están muy familiarizadas con la fortaleza de las personas que son forzadas a dejar sus hogares para ahora vivir a miles de millas alejados de sus países y culturas. Las parroquias se han unido al programa e reasentamiento para refugiados de Catholic Community Services de Utah (CCS) para ayudar a dar la bienvenida a los extranjeros - dando confort a las familias que  llegan al aeropuerto internacional de  Salt Lake City International después de largos viajes para encontrarse con flotillas de Católicos preparados para recibir y saludarlos ayudándolos a navegar este mundo nuevo frecuentemente desconcertante .
Las parroquias en Utah comprometidas con el programa de CCS hacen realidad la creencia del Papa Francisco de que ‘Solo tendremos un mundo mejor si pri­mero le ponemos atención a las personas; si la promoción de la humanidad es integral, tomando en cuenta todas las dimensiones de la persona, incluyendo lo espiritual; si nadie sufre de negligencia, incluyendo los pobres, los enfermos, los prisioneros, los necesitados y los extranjeros (cf. Mt 25:31-46);  si podemos mostrar que somos capaces de lado la cultura del deshecho dándole la bienvenida a un encuentro y a la aceptación.”
A nivel nacional, Catholic Relief Services (la agencia global humanitaria oficial de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos) ha brindado asistencia a 1,25 millones de refugiados sirios – refugiados tales como la familia Asheer quienes vivían en una tienda de campaña en Alepo, escuchando bombas caer día y noche por mas de un ano antes de que los papas y sus tres hijos se mudaran a un campo de refugiados en Serbia.
Es este tipo de experiencias a lo que el Papa Francisco se refiere cuando dice “los inmigrantes y refugiados no son piezas de ajedrez de la humanidad. Son niños, mujeres y hombres que dejan o que son forzados a dejar sus hogares por diversos motivos, compartiendo un deseo legítimo de conocer y de tener, pero sobre todo de poder ser.”
Los refugiados llegan a Utah después de haber sufrid persecución y condiciones de vida extremas. Debido a su reza, etnia, género o afiliación religiosa, han sido forzados a abandonar sus hogares y sus países. Buscando asilo es como muchos llegan a los Estados Unidos solo con las ropas que llevan puestas y con el sueño de una vida mejor. Darle la bienvenida a nuestra comunidad, ayudándolos a aprender inglés y a adaptarse a su nuevo ambiente, hace qu esu sueno sea posible.
Continuamos ayudando a las familias de refugiados a realizar sus metas de ser más a través de nuestros esfuerzos locales de reasentamiento en CCS y apoyando a CRS. También debemos comprometernos con la de-fensa y con otras acciones que ayudaran a aliviar los factores que crearon que los refugiados tengan que huir en primer lugar.
Para nosotros en Catholic Community Services de Utah, extender una calurosa bienvenida a los refugiados es algo extremadamente importante y les pedimos unirse a nosotros en este ministerio. Conforme cuidaos a los extranjeros nuestras vidas se enriquecen, por favor sepan que estoy muy agradecido por su considera-ción al servicio de voluntariado en nuestro Programa de Reasentamiento para Refugiados.
Nuestro Santo Padre el Papa Francisco, nos reta a construir puentes y a acompañar a los más vulnerables en su camino de vida. San Marcos nos enseña ‘Amaras a tu prójimo como a ti mismo’ (Marcos 12:31) y San Mateo nos dice: “En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mi” (Mateo 25:40) De hecho, Jesús nos recuerda que debemos encontrarlo en cada persona que conocemos y que al servir a los más necesitados entre nosotros lo estamos sirviendo a Él.
Gracias por unirse con nosotros dándole la bienvenida a los refugiados, a los extranjeros quienes son nuestras hermanas y hermanos. Que Dios nos bendiga por nuestros generosos corazones.
En el día Mundial de los Refugiados, por favor considere participar en una o más de las siguientes opciones:
–  Realice un donativo al Programa de Reasentamiento para Refugiados de Catholic Community Services de Utah.
–  Realice una sesión informativa o un panel con refugiados o inmigrantes de su comunidad o parroquia.
–  Escriba una carta al editor para promover educación sobre el reasentamiento de refugiados.
–  Sea un padre adoptivo de un niño que llega solo. Contacte a CCS para más información.
–  Contacte a CCS para unirse a un Programa de Bienvenida para Refugiados de su parroquia.
–  Sea voluntario para enseñar inglés a quienes recién llegan. Contacte a CCS para aprender más acerca de las oportunidades que existen.
–  Comparta las enseñanzas sociales Católicas e información acerca de los temas inmigratorios con los jóvenes y los grupos en la Iglesia.
–  Aprenda más acerca del intercambio ético y de los muchos impactos que nuestros hábitos de compra tienen en las personas que viven en pobreza en todo el mundo. Para mayores informes visite crsethicaltrade.org .
 –  Envíe una carta o correo electrónico a su representante o senador:
1. Pídales que protejan la asistencia humanitaria internacional. La Asistencia Internacional para Desastres, Asistencia para Inmigrantes y Refugiados, y Comida para la Paz son programas vitales que salvan vidas y promueven la estabilidad en países que albergan grandes números de refugiados. Actividades de desarrollo a largo plazo más sostenibles apoyadas por pacificas que resistan las fuerzas de los extremista, divisiones y conflictos. La cantidad total de dinero de los Estados Unidos usadas en el subsidio del programa es de menos de 1 por ciento del presupuesto total, mientras que millones de vidas son salvadas.
2.  Úrjales que protejan la creación.  La comunidad global enfrenta un tremendo reto para dar no solo energía sostenible, limpia, y eficiente, pero también energía que sea segura, a bajo costo, accesible y equitativa. Esto requiere ingenio, inversión y infraestructura todas virtudes de la gente americano. A través de la inversión en infraestructura y tecnología el gobierno de los Estados Unidos tiene la oportunidad única de alcanzar la seguridad de la energía acertando su liderazgo global en el crecimiento de sostenible del sector energético. No solo protege los intereses americanos, sino disminuye los impactos en el cambio climático global, el cual cae desproporcionalmente en los países más pobres y vulnerables, creando una migración de refugiados a lo largo del planeta.
 raducido por: Laura Vallejo

 

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2017 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.