Festividad del Santo Cuerpo y la Santa Sangre de Cristo /Mensaje del Obispo

Friday, Jun. 16, 2017
Festividad del Santo Cuerpo  y la Santa Sangre de Cristo /Mensaje del Obispo + Enlarge
By El Rev. Oscar A. Solis
Obispo de Salt Lake City

Solemnidad de la Festividad de Corpus Christi
Como Católicos tenemos la bendición de esta maravillosa festividad para celebrar el encuentro y misterio de la presencia del Señor Jesús en la comunidad y en nuestras personas. Nuestra Iglesia nos enseña que la Santa Eucaristía es verdaderamente la “fuente y cima de la vida Cristiana”. En la Santa Misa cuando el pan y vino son transformados en el Cuerpo y la Sangre de Cristo ofrecidos para nuestra salvación, nuestra atención se centra en nuestro Señor, quien sufrió y murió por nosotros, y en Su Presencia Real en la Santa Eucaristía.
Esta festividad nos llama a profundizar nuestra devoción a la Santa Eucaristía como “el pan de vida”, el don que nos bendice con la presencia real, viviente y salvadora de nuestro Salvador por quienes nuestros corazones laten. Nos ofrece el reto de transformar nuestras vidas a semejanza de Cristo, quien vivió, murió y resucitó de la muerte para que nosotros tuviéramos la vida eterna. Esta solemnidad nos brinda la oportunidad de una vez más profesar el valor de la vida humana, en contraste con la prevaleciente cultura de la muerte y de un ambiente que está muy listo a abortar la vida, muy listo para apartar a nuestros hermanos y hermanas quienes son considerados como diferentes o vulnerables, muy listo para deshacerse de las personas que se consideran una carga para la sociedad.
De hecho, la Iglesia es también el Cuerpo de Cristo, como Jesús comparte la comunión íntima con sus discípulos. San Juan Pablo II nos recuerda que al conmemorar esta festividad: “La Iglesia no solo celebra la Eucaristía sino la solemnidad en su procesión, proclamando públicamente que el sacrificio de Cristo es para la salvación de todo el mundo.” Así es que todos estamos invitados a asistir a la Santa Misa, pero también a desarrollar una devoción especial por la Santa Eucaristía – asistiendo a la Bendición del Santo Sacramento y pasando tiempo en adoración en oración como un compromiso de nuestro amor y como una ofrenda de nosotros mismos para el ministerio de otros.
Es así que les pido que esta festividad y nuestras devociones Eucarísticas se enfoquen especialmente en nuestra necesidad de vocaciones al sacerdocio y a la vida religiosa para el servicio de la Iglesia, el Cuerpo de cristo, en esta diócesis local. Los padres de familia están llamados a promover las vocaciones en sus familias, y los sacerdotes y diáconos a animar a los jóvenes en sus parroquias. Nuestras devociones Eucarísticas y nuestra respuesta a Su amor no pasarán sin ser escuchadas por nuestro amoroso Señor quien ha prometido el cuidar a Su Iglesia.
Como digo en mi carta Pastoral “Un tiempo de Primavera para la Nueva Evangelización, “… El conocimiento sobre Cristo nos conduce a la celebración de nuestra fe en la Eucaristía, en donde nos encontramos con la presencia viva de Cristo resucitado. Encontramos nuestra identidad católica en la celebración de la Santa Misa y de los demás Sacramentos. Estos son los canales de las gracias de Dios, la fuente de la vida nueva, el alimento, el perdón y los demás dones espirituales.”
Jesús mismo le dijo a sus discípulos “háganlo” dándoles el mandamiento de repetir sus propias acciones por las que nos dio su propio Cuerpo y Sangre. Desde entonces, la Eucaristía ha sido el centro y camino de la vida de la Iglesia y yo los invito a que este 18 de junio celebremos la Festividad del Santo Cuerpo y Sangre de Cristo, así como nos beneficia como la comunidad Católica de fe  a la que estamos llamados a ser. Esta es una gran oportunidad para que todos recapturemos nuestro respeto, admiración y reverencia en esta celebración de la Santa Eucaristía, el pan de vida del cielo. Renovemos nuestro compromiso de amor, alabanza y devoción al Santo Sacramento que nos invita a que todos trascendamos las barreras de la raza, lenguaje, y estatus social para que así nos reunamos alrededor del altar de sacrificio como hermanos y hermanas, miembros de una sola familia de Dios.
En este grandioso Sacramento, celebremos nuestra fe Católica y nuestra identidad como una comunidad que alaba la Eucaristía con alegría y entusiasmo, sabiendo y creyendo que Cristo nuestro Señor nos ofrece Su propio cuerpo y sangre para nutrir nuestra alma y nuestro cuerpo. El Papa Francisco nos recuerda: “La Eucaristía nos lleva siempre a seguir al Señor todos los días, a ser instrumentos de comunión, a compartir con Él y con nuestros semejantes lo que somos.”
En la Santa Misa, recibamos el gran don de Dios de la salvación para que así transformemos nuestros corazones, encontremos la fuerza y la inspiración y permanezcamos firmes en nuestro compromiso de construir una comunidad de amor, justicia y paz.
+ Oscar A. Solis
Obispo de Salt Lake City
Traducido por: Laura Vallejo
QUE: Exposición del Santísimo Sacramento
DONDE: Catedral de la Magdalena 309 E. South Temple, SLC
CUANDO: Domingo 16 de junio después d ela Misa de las 11 a.m. hasta las 5 pm, excepto durante la Misa en español de 3 a 4:15 pm
Las Vísperas con el coro de la Catedral serán a las 5 pm

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2017 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.