Bendicen nuevo centro de educación religiosa en la Misión de San Isidro

Friday, Sep. 23, 2022
Bendicen nuevo centro de educación religiosa en la Misión de San Isidro + Enlarge
El Obispo Oscar A. Solis corta el listón en el Centro de Educación Religiosa La Anunsiación en la misión de San Isidro en Elberta.
By Marie Mischel
Intermountain Catholic

Traducción: Laura Vallejo

ELBERTA — La comunidad de la misión de San Isidro en Elberta, se reunió el 18 de septiembre para celebrar la dedicación de su nuevo centro de educación religiosa. Para la celebración de la Misa las personas abarrotaron la parroquia.

El Obispo Oscar A. Solis, presidió la Misa. Concelebrando estuvieron monseñor Colin F. Bircumshaw, vicario general; monseñor J. Terrence Fitzgerald, vicario general emérito; y el padre José Rausseo, párroco. Asistiendo la Misa estuvieron el diácono  Julio Palomino y el diácono George Reade, canciller diocesano.

“Este es un día lleno de alegría y felicidad para todos,” dijo el padre Rausseo durante sus comentarios iniciales. “Este es un día en donde la comunidad de fieles, y la diócesis, vemos nuestros sueños hechos realidad.”

La construcción del centro de educación religiosa, “ha sido un arduo y largo camino,” que comenzó en el 2012, explicó el padre, agregando que la comunidad entera participó, y “todos participaron fielmente y con mucho amor de acuerdo con sus habilidades, compartiendo su tiempo y sus talentos.”

Aunque el proyecto comenzó con mucha fuerza, “los tiempos de las vacas flacas llegaron,” dijo el padre Rau-sseo. “La pandemia y todo lo que esta trajo amenazaron a esta maravillosa misión.”

A pesar de todos los retos e inconvenientes, la comunidad confió el Centro de  Educación de la Anunciación a la Providencia Divina y “así lo pudimos lograr,” dijo el padre.

El centro recibió ese nombre porque, “igual que el Arcángel Gabriel, quien le llevó el mensaje a María, la primera catequista, quien llevaba la Palabra de Dios en su vientre; así que de la misma manera los niño, los jóvenes y los adultos serán anunciados a través del catecismo que en el corazón de cada uno serán el vientre en donde la Palabra de Dios mora,” agregó el padre.

Durante sus comentarios de bienvenida, el Obispo Solis recordó su primera visita a la misión, la cual realizó poco después de haber llegado a la diócesis hace cinco años.  La bienvenida que el Obispo recibió esta todavía muy vivida en su memoria, especialmente “por toda la deliciosa comida que me ofrecieron… Para nosotros la comida es una parte muy especial de una celebración ya que nos nutre espiritualmente y en nuestro estómago.”

Después de la Misa el Obispo bendijo y dedicó el nuevo entro.

“Agradecemos a Dios por sus bendiciones, especialmente aquí en San Isidro,” dijo el Obispo antes de cortar el listón en el nuevo centro. “Dios los ha bendecido especialmente con este nuevo centro de formación religiosa, en donde ustedes son una familia, y en donde sus hijos pueden aprender más acerca de Dios y de las enseñanzas de la Iglesia.”

El nuevo centro de educación religiosa es un símbolo de la misión de la Iglesia que sigue creciendo, dijo el Obispo agregando que “el Evangelio nos dice que debemos de ser buenos mayordomos de las bendiciones de Dios. Usemos este centro de educación religiosa para fortalecer nuestra fe y para formar desde nuestros corazones a discípulos misioneros de Cristo, para que así podamos seguir con las construcción del Reino de  Dios en nuestra comunidad.”

El centro de educación religiosa esta conectado a la Iglesia por un pasillo.

Este tiene sanitarios así como una entrada accesible ADA.

El centro incluye tres salones, uno que puede ser dividido, una oficina y un almacén. Cada cuarto esta nom-brado en honor a los Doctores de la Iglesia: Santo Tomás Aquino, San Agustín Hippo y Santa Teresa de Ávila. El cuarto adicional fue nombrado Santa Margarita en honor a Margarita Dorado, la catequista fundadora de la misión de San Isidro.

El padre Rausseo  dijo que antes de ser construido, las clases de educación religiosa eran impartidas en varios lugares de la Iglesia, tales como en la capilla o en el vestíbulo. Este año, el padre dijo que  7 familias están inscritas en le programa de catecismo, 16 en el primer año del programa para Confirmación, y 12 más en el segundo año de formación.

Una placa conmemorativa reconoce a la  Catholic Church Extension Society, “quien generosamente contribuyó con esta edificación.”

“La Catholic Extension, durante muchos años,  ha brindado apoyo significativo para los esfuerzos mi-sioneros de la Diócesis de Salt Lake City,” dijo monseñor Fitzgerald. “Muchas de nuestras misiones rurales y mi-nisterios son apoyados por los benefactores de la Catholic Extension. Su apoyo para estos nuevos salones educativos en nuestra misión de San Isidro en Elberta, es un ejemplo reciente de su continuo apoyo. La alegría de la comunidad Hispana durante la celebración de la ceremonia de dedicación reflejó la gratitud y generosidad de la Catholic Extension y de los benefactores diocesanos.”

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2022 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.