Arzobispo Wester: 'En el rostro de los inmigrantes, vemos el rostro de Cristo'

Friday, Aug. 02, 2019
Arzobispo Wester: 'En el rostro de los inmigrantes, vemos el rostro de Cristo' + Enlarge
By Linda Petersen
Intermountain Catholic

Traducido por: Laura Vallejo

SALT LAKE CITY — Mientras que los países tienen el derecho de asegurar sus fronteras, no tienen el derecho de hacerlo a costa de los derechos humanos y de la dignidad humana. Fue parte de lo que el Arzobispo John C. Wester, de la Arquidiócesis de  Santa Fe, fijo durante su ponencia en la Conferencia del ‘Social Action Summer Institute’ llevada a cabo del 25 al 28 de julio en la Universidad de Utah.

“Como Católicos estamos comprometidos en las enseñanzas de Cristo, quien fue un refugiado que huyo de una posible muerte en las manos de Herodes, debemos así continuar entablando en este debate y ofrecer una visión alternativa de como tomar acción en este reto el cual impacta a los seres humanos,” dijo el Arzobispo. “Personalmente estoy orgullosos de nuestra respuesta como Católicos y de otros muchos Cristianos y no Cristianos así como de varias personas de buena fe.”

A pesar de que la Iglesia sigue tratando con el impacto de la crisis por abuso sexual asi como por otros retos, los Católicos deben estar activamente comprometidos haciendo ministerio con sus hermanos y hermanas.

“En medio de esta crisis, no significa que la Iglesia de debe encoger en cuanto a si deber de lucha en contra de la injusticia social, la cual en estos días prevalece en nuestro país y en nuestro mundo,” dijo el Arzobispo.

“Los inmigrantes, refugiados, buscadores de asilo, personas que van de paso, inmigrantes forzados, todos son los indigentes del mundo que buscan un hogar en donde puedan protegerse y sobrevivir.”

El Arzobispo Wester contó historias de inmigrantes y de sus familias así como de las experiencias traumáticas a las que se han enfrentado.

“Realmente no son diferentes a ninguno de nosotros excepto porque están experimentando un extraordinario sufrimiento,” dijo el Arzobispo.

Continuó compartiendo el trabajo que se ha realizado en su arquidiócesis para ayudar a los refugiados, un trabajo que ha sido respuesta de un llamado del Obispo Mark Seitz del El Paso, Texas, cuya comunidad ha estado agobiados por el gran número de refugiados que llegan al cruzar la frontera.

Desde el mes de enero, los Católicos en la comunidad de Alburquerque se han unido a muchos de sus vecinosofreciendo albergue y apoyo a los más de 4,500 refugiados que han sido enviados hay provenientes de El Paso.

El Arzobispo Wester dijo que, en las últimas semanas, el flujo de los buscadores de asilo se ha secada debido a la implementación del gobierno federal del programa de México y de otras pólizas en la frontera. A pesar de que las comunidades trabajan brindando los servicios básicos esto ha sido puesto en espera. Existe aún una necesidad más grande para los Católicos de los Estados Unidos de movilizarse apara empujar hacia un cambio sistemático

“Debemos de seguir luchando por un cambio en la narrativa del ataque hacia los inmigrantes desesperados y buscar la reforma de un sistema el cual les niega sus derechos.”

Para los Católicos Americanos, el camino es claro, dijo el Arzobispo: La Iglesia en los Estados Unidos debe de trabajar para lograr los cambios incluyendo la reforma del sistema inmigratorio para que existan más caminos legales para trabajadores con habilidades, logrando así que los trabajadores indocumentados salgan de las sombras dándoles así recursos, especialmente legales, para el sistema de asilo. Los Católicos deben de urgir a los líderes gubernamentales a trabajar con las Naciones Unidas y con otras naciones para proteger a los inmigrantes en el mundo, para realizar un cambio efectivo en sus países de origen y para tratar las causas de raíz que forzar a que las personas emigren.

“Estamos en un momento crucial en la historia de nuestro país en donde o bien mantenemos nuestros valores como un lugar seguro para los oprimidos o bien nos convertimos en un país diferente en el cual el nacionalismo se sobrepone al bien común global,” dijo el Arzobispo.

Reconociendo que la lucha no va a ser fácil y que se necesita llegar a un compromiso, el Arzobispo dijo que la Iglesia en los Estados Unidos tiene una presencia en las comunidades que recibe, que están de paso y  que tiene una posición única en poder ayudar.

“Somos parte de este debate ya que estamos llamados a hacer por nuestra fe. Nuestro Señor Jesucristo nos llama a dar la bienvenida al extranjero. En los rostros de los inmigrantes, vemos el rostro de Cristo.”

For questions, comments or to report inaccuracies on the website, please CLICK HERE.
© Copyright 2019 The Diocese of Salt Lake City. All rights reserved.